Vamos a los No alcanzados

Minientrada

vamos a los no alca

“La Gran Comisión no es una opción para ser considerada sino un mandamiento para ser obedecido”.  Hudson Taylor

Los No Alcanzados, son los grupos étnicos en el mundo con menos de un 2% del cristianismo Bíblico, donde la disponibilidad del Evangelio, el número de obreros sirviendo o el crecimiento en la plantación de iglesias es poco o ninguno.

“En un artículo de la BBC se publicó semanas atrás unas cifras del terrorismo a través del  Global Terrorist Database. Curiosamente Los ataques mortales en Occidente solamente representaron el 2,5% y el 71% de las 34.623 personas que murieron en 2016 como producto de ataques se concentraron en cuatro países: Irak, Afganistán, Siria y Somalia. Esos ataques (en Occidente) siguen siendo una minoría, una muy pequeña minoría de los ataques que vemos“, dice Erin Miller, directora de programas de la Global Terrorism Database. Obviamente, reciben mucha atención porque son inusuales y figuran en las noticias, mientras que Medio Oriente se pierde un poco en el paisaje”, le dijo Miller al programa The World de Public Radio International, el que es producido en colaboración con la BBC. Así, el 75% de todos los “ataques terroristas” registrados por la base de datos se concentró en 10 países: Irak, Afganistán, India, Pakistán, Filipinas, Somalia, Turquía, Nigeria, Yemen y Siria”.

Estos países son considerados No Alcanzados, aunque la iglesia sigue creciendo en medio de ellos, son pocos los obreros que están dejando todo por ir a ellos y dar a conocer el nombre de Jesús a sus vidas.

Los No Alcanzados también necesita escuchar del mensaje y mas en estos tiempos difíciles donde muchos huyen de sus hogares para protección, se sienten solos, desamparados, y aun sin conocer a Jesús.

Oremos por estos países, Oremos por mas obreros a estos lugares, Oremos por nosotros mismos para que aprendamos a desprendernos de todo lo que tenemos aquí para que la misión de Dios siga cumpliendo hasta lo último de la tierra.

Información tomada del artículo de la BBC http://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-40646165 

 

 

 

Anuncios

Por amor a Cristo, extendiendo su Reino

Minientrada

Un grupo de misioneros viaja al corazón de la selva del Amazonas en busca de los Waodani, una de las tribus más violentas del planeta y al borde de la extinción a causa de las muertes por venganza. Cuando cinco de los misioneros mueren atacados por las lanzas de este feroz grupo tribal, sus familias deciden quedarse en Ecuador y arriesgar su vida viviendo entre los Waodani. Sin embargo, los efectos esperanzadores de este primer encuentro irán disminuyendo con el paso del tiempo.

Hasta donde estás dispuesto a ir para que otras culturas no alcanzadas, muchas veces peligrosas conozcan de Cristo, y puedan ser transformados para el Reino de Dios.

»Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna.  Juan 3:16 (NVI)

 Hagamos a Cristo el centro de nuestras Vidas,  de todo nuestro ser y actuemos conforme a eso, extendiendo su Reino donde aún no le conocen.

#Obedecer a la Gran Comisión

 

Las misiones existen porque la adoración no existe

Minientrada

Escrito por John Pipper

Misiones y adoracion

Dios está apasionadamente comprometido con la fama de Su nombre y con que Él sea adorado por todos los pueblos del mundo, y esto no es egomanía, es amor.

“Dios es más glorificado en nosotros cuando estamos más satisfechos en Él”,  las misiones, la extensión global, se unen a Dios en Su pasión por amar a las naciones al ofrecerse a Sí mismo a ellos para que sobreabunde el gozo de sus alabanzas.

  • “Contad su gloria entre las naciones, sus maravillas entre todos los pueblos”. (Salmos 96:3).
  • “Haced conocer entre los pueblos sus obras, haced recordar que su nombre es enaltecido”. (Isaías 12:4).
  • Dios envió a Jesús en Su misión “para que los gentiles glorifiquen a Dios por su misericordia” (Romanos 15:9).
  • Él hace Sus obras poderosas en la historia ” para que mi nombre [el nombre de Dios] sea proclamado por toda la tierra”. (Romanos 9:17).

Por tanto, la adoración es la meta y combustible de las misiones: Las misiones existen porque la adoración no existe.

La misión es nuestro modo de decir: el gozo de conocer a Cristo no es un privilegio privado, tribal, nacional, o étnico. Es para todos. Y es por eso que vamos. Porque hemos probado el gozo de adorar a Jesús, y queremos incluir a todas las familias de la tierra.

“Todos los términos de la tierra se acordarán y se volverán al Señor, y todas las familias de las naciones adorarán delante de ti”. (Salmo 22:27).

La búsqueda de la adoración de las naciones está alimentada por el gozo de nuestra propia adoración. Usted no puede recomendar lo que usted no valora. Usted no puede proclamar lo que no aprecia. La adoración es el combustible y la meta de las misiones.

Debemos hablar a las personas sobre Jesús, porque no hay salvación ni adoración donde no se ha escuchado y creído el evangelio del Hijo de Dios crucificado y resucitado.

  • “Y en ningún otro hay salvación, porque no hay otro nombre bajo el cielo dado a los hombres, en el cual podamos ser salvos”. (Hechos 4:12).
  • “Así que la fe viene del oír, y el oír, por la palabra de Cristo”. (Romanos 10:17).
  • El que tiene al Hijo tiene la vida, y el que no tiene al Hijo de Dios, no tiene la vida”. (1ra de Juan 5:12).
  • “Id, pues, y haced discípulos de todas las naciones”. (Mateo 28:19).

No habrá salvación ni verdadera adoración entre las personas que no han escuchado el evangelio. Las misiones son esenciales para la salvación.

Dios está comprometido con reunir a los adoradores de entre todos los pueblos del mundo, no solo de entre los países del mundo.

Esto es lo que significa “todas las naciones” en la gran comisión. Naciones como Ojibwe, y Fulani y Kachin, no como los Estados Unidos y Japón y Argentina. Esto es lo que Jesús compró con sangre:

“Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos, porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre compraste para Dios a gente de toda tribu, lengua, pueblo y nación. Y los has hecho un reino y sacerdotes para nuestro Dios; y reinarán sobre la tierra”. (Apocalipsis 5:9–10)

El evangelio ya ha alcanzado a todos los países. Pero según el Joshua Project(www.joshuaproject.net) [Proyecto Joshua], hay cerca de 7000 pueblos inalcanzados. Es por eso que nuestra declaración de misión dice: “Existimos para esparcir una pasión por la supremacía de Dios en todas las cosas para el gozo de todos los pueblos [¡plural!] Mediante Jesucristo”.

Por tanto, existe una necesidad crítica de misioneros como Pablo, cuyo llamado y pasión sea de llevar el evangelio a los pueblos donde no hay acceso al evangelio.

Estoy diferenciando los misioneros como Pablo de los misioneros como Timoteo. Timoteo abandonó su hogar y sirvió transculturalmente en una ciudad (Éfeso) diferente a la suya (Lystra). Pablo dijo, en Romanos 15:20: “De esta manera me esforcé en anunciar el evangelio, no donde Cristo era ya conocido”. Hay aun mucho para hacer donde ya Cristo ha sido nombrado. Pero, oh, cuánto necesitamos orar por un ejército de cientos de miles con la pasión de Pablo por alcanzar a los pueblos absolutamente inalcanzados y que nadie tiene en mira en el mundo.

Debemos enviar asociados globales en un modo digno de Dios.

Es por esto que tenemos un personal de misiones y un presupuesto de misiones y un programa de sostén de misiones y por lo que tenemos un equipo de apoyo Bernabé para nuestros misioneros. “Harás bien en ayudarles a proseguir su viaje de una manera digna de Dios” (3ra de Juan 1:6). Es por esto que los enviadores son cruciales junto a quienes van. No creemos que todos sean misioneros pioneros. Los misioneros pioneros cruzan culturas y plantan la iglesia donde no hay. Pero si usted no es de los que van, hay un gran llamado: Enviador. Y Juan dice, háganlo de un modo digno de Dios.

Es adecuado que tengamos una mentalidad de tiempo de guerra al usar nuestros recursos mientras haya pueblos sin el evangelio y tengamos recursos para enviarlos.

En tiempo de paz, la reina María tenía un barco de lujo, pero en la Segunda Guerra Mundial, lo convirtió en un carguero de tropas. En lugar de dormir en literas de tres, dormían en literas de siete. En lugar platos servidos con 18 cubiertos, había raciones con cuchillo y tenedor. Si el tiempo es de guerra usted acomoda sus recursos de un modo diferente. Y éste es un tiempo de guerra. Las batallas son más constantes que cualquiera en nuestras guerras mundiales, y las pérdidas son eternas.

La oración es un intercomunicador de tiempo de guerras, no un intercomunicador doméstico.

“Yo os escogí a vosotros [dijo Jesús], y os designé para que vayáis y deis fruto. . . … para que todo lo que pidáis al Padre en mi nombre os lo conceda” (Juan 15:16). Les doy una misión para que sus oraciones den fruto. La oración es para la misión. Es principalmente por aquellos que están en las líneas del frente de esfuerzo de guerra para que llamen a los cuarteles centrales a fin de que envíen ayuda.

Una de las razones por las que nuestra oración funciona mal es que la tratamos como a un intercomunicador doméstico para pedir mantequilla, u otra almohada en el cuarto, en lugar de tratarla como a un intercomunicador de tiempos de guerra para solicitar el poder del Espíritu en la batalla por las almas.

El sufrimiento no solo es el precio para estar en las misiones, es el plan de Dios para que se logre el trabajo.

  • “Si al dueño de la casa lo han llamado Beelzebú, ¡cuánto más a los de su casa!” (Mateo 10:25).
  • “Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis odiados de todas las naciones por causa de mi nombre” (Mateo 24:9).
  • “Mirad, yo os envío como ovejas en medio de lobos; por tanto, sed astutos como las serpientes e inocentes como las palomas” (Mateo 10:16).

Éste no solo es el precio que muchos deben pagar. Ésta es la estrategia de Dios para la victoria. Así ganó la victoria Su Hijo. También lo haremos nosotros. “Ellos lo vencieron por medio de la sangre del Cordero y por la palabra del testimonio de ellos, y no amaron sus vidas, llegando hasta sufrir la muerte” (Apocalipsis 12:11). Ellos vencieron (no fueron vencidos), por el testimonio y la muerte.

La causa global de Cristo no fracasará. Y nada que usted haga en esta causa es en vano.

Jesús dijo: “Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra. Id, pues, y haced discípulos” (Mateo 28:19). No tengo alguna autoridad. Toda. Él no puede ser derrotado. “Edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella” (Mateo 16:18). “Y este evangelio del reino se predicará en todo el mundo como testimonio a todas las naciones, y entonces vendrá el fin” (Mateo 24:14). Él ha redimido un pueblo para todas las naciones. Y los tendremos. “Tengo otras ovejas que no son de este redil; a ésas también me es necesario traerlas, y oirán mi voz, y serán un rebaño con un solo pastor” (Juan 10:16).

Para mas información visita nuestras oficinas en Balboa, Panamá 314 0400 o visita nuestro sitio web: http://www.paam.global

El Tiquete

Minientrada

TIQUETE testimonio cin

En Asia pasaron cosas muy especiales, pero la más significativa para mí fue quedarme a dormir una noche en casa de una familia (de primos) donde no había testimonio cristiano. Fue una noche bastante difícil con mucha lucha espiritual. No pude dormir en toda la noche y me la pasé orando por esta familia. Pidiéndole a Dios que se les revelara. A la mañana siguiente, pude percibir un cambio en trato de esta familia. Fueron pasando las horas y pronto me tenía que retirar de aquella hermosa casa. Cuando vino a buscarme el misionero que estaba encargado de nosotros, pude ver como la señora de la casa se ponía muy triste. Ella no quería que me fuera. Ella inició una conversación con el misionero y ambos lloraron, pero no comprendía nada porque estaban hablando en el idioma local de aquella región. Finalmente, solo me sonreí y retiré dándole un fuerte abrazo a las personas del lugar donde me hospedé. Cuando finalmente salí del lugar, el misionero me dijo:

Cindy no tienes idea del impacto de tu presencia en esa casa. Esa noche mientras orabas, la señora de la casa tuvo un sueño, en ese sueño podía ver una enorme ciudad dorada que brillaba con un mar hermoso que parecía de cristal y podía vernos en medio de la ciudad acompañada de un hombre vestido de blanco. Allí estábamos todos los miembros del equipo de enviados y los misioneros que estaban en aquella región. Le hacíamos señas junto a este hombre para que ella nos acompañara a la ciudad. Ella corrió porque estaba distante y se acercó a la ciudad, pero al tratar de entrar, dos hombres la detuvieron y le preguntaron por su tiquete. Ella empezó a buscar el tiquete en su ropa, sus bolsillos y en todas partes y se preguntaba por el tiquete. Ella les contestó: “No tengo ningún tiquete”. Ellos le comentaron desde la puerta que necesitaban el tiquete para poder dejarla entrar. Ella veía que nosotros desde adentro nos reíamos y la invitábamos a entrar con nosotros y empezó a llorar desesperadamente porque no tenía el tiquete. Con lágrimas en sus ojos, le preguntó a esos hombres: “No tengo el tiquete. Por favor díganme, ¿cómo puedo conseguirlo?” Estos hombres nos miraron y señalándonos dijeron: “Ellos saben cómo encontrar el tiquete. Escucha lo que te tienen que decir” y ella se despertó.

Para mí fue realmente impactante y en ese momento yo también empecé a llorar y me di cuenta que el Señor había estado respondiendo durante la noche intercesora. No solo era mi oración, sino también la red de intercesores en Panamá que estaba orando por este viaje a corto plazo. También, pude ver como Dios está trabajando en los corazones, pero si nadie va, cómo esta familia va a poder conseguir su tiquete que es la salvación que da el Señor Jesucristo. ¿Cómo van a oír si nadie les predica?

Doy gracias a Dios porque a partir de allí la señora de la casa se ha sentido curiosa y está en ese proceso de empezar a estudiar simultáneamente su libro religioso y la Biblia.

Yo sé que la Palabra del Señor nunca volverá vacía.

Para mas historias como estas visita nuestra web http://www.paam.global 

Conociéndonos (Paam)

Minientrada

JG

JG. Directora de envío y cuidado de obreros.

“Crecí en una finca en Kansas, EEUU, en una familia cristiana. En nuestro hogar la Biblia fue el libro más leído y desde chiquita mis padres me inscribieron en un programa de memorizar la Palabra. Doy gracias al Señor por esta herencia que me ha regalado.  También apoyamos y oramos por misiones desde antes que yo naciera. Dios me llamó a mí y a mi hermano mayor para servirle en Panamá con Wycliffe Bible Translators. En nuestra familia hemos tenido el gran privilegio de vivir y servir, por muchos años, entre la gente Buglere en la provincia de Veraguas, traduciendo la Biblia y proyectos de alfabetización y el uso de las Escrituras. Mi hermano y su familia llegaron a Panamá en  1970 y yo me uní al equipo en 1977.

Llegué en el año 1977 de Brasil para vivir en Panamá. Después de terminar la traducción del Nuevo testamento en 1988, regresé a los EEUU para servir en la oficina principal de Wycliffe USA en el área de Personal. En el año 2003 regresé a vivir en Panamá y servir entre los Buglere otra vez.

Vine a Panamá para servir junto con mi hermano y mi cuñada en el proyecto de traducción bíblica entre la gente Buglere. Viví entre ellos aprendiendo su idioma y su cultura, y después empecé a traducir junto con los hermanos Buglere. Todavía estoy trabajando con ellos en proyectos de traducción y el uso de las Escrituras.

Soy la directora de Envío y Campo en Paam, junto con cuatro personas más en el equipo trabajamos con gente interesada en servir el Señor en un ministerio transcultural. Caminamos con ellos por el proceso de candidatura y preparación. Cuando ya están en el campo, tenemos el privilegio de servirles en el área de cuidado integral.

Un consejo a todo aquel que quiera salir al campo. Aunque la educación y la preparación para servir en misiones transculturales son muy importante, lo más importante es la vida espiritual de uno. Un misionero puede tener lo máximo en preparación y mucha capacidad y habilidades, pero si su vida interior, o sea su vida espiritual, no es el enfoque o la prioridad de su vida diaria, la preparación, etc., no tiene mucho valor. Como misioneros tenemos que tener la actitud de servicio

– no matter what it takes, no matter the sacrifices we are called upon to make”. –
No importa que nos tome, no importa el sacrificio. Estamos llamado a hacerlo”.

“…no hagan nada por orgullo o sólo por pelear. Al contrario, hagan todo con humildad, y vean a los demás como mejores a ustedes mismos.  Nadie busque el bien sólo para sí mismo, sino para todos.  Tengan la misma manera de pensar que tuvo Jesucristo:

Aunque Cristo siempre fue igual a Dios, no insistió en esa igualdad.

Al contrario, renunció a esa igualdad, y se hizo igual a nosotros,
haciéndose esclavo de todos. Como hombre, se humilló a sí mismo y obedeció a Dios hasta la muerte: ¡murió clavado en una cruz!”  Filipenses 2:3-8

Vidas Misioneras: Sofía Muller

Minientrada

Sofia muller

Era la década de 1940, y la mayor parte del mundo estaba preocupado por la Segunda Guerra Mundial. Sofía Muller tenía otras preocupaciones. Ella sabía lo que quería ser en la vida: Convertirse en una artista de renombre.

La Academia Nacional de Diseño de la ciudad de Nueva York era el lugar ideal para conseguir un entrenamiento adecuado. Pero, Dios tenía otros planes, y El usó a un simple equipo de evangelistas con trompetas y predicación para lograr captar su atención.

Al principio pensó que eran unos religiosos excéntricos e inexpertos, pero se unió a ellos en un estudio bíblico y pronto aceptó el señorío de Cristo en su vida. En lugar de servir a sus propios intereses, ella quería ahora servir al Rey de reyes. Se matriculó en el Instituto Bíblico Nacional para estudiar la Palabra de Dios.

Dios le dio  la carga de alcanzar a una tribu que nunca hubiera escuchado el evangelio. Solicitó el ingreso en la Misión Nuevas Tribus, y en 1944 aceptó un trabajo en las selvas de Colombia. En su camino a una de las partes más remotas de Colombia, en donde este país hace frontera con Brasil, Sofía se encontró con una alarmante sorpresa. Los indígenas que la estaban llevando en canoa dentro de la densa selva, creyeron que iba ahí para hacer hechizos sobre la gente, así que ¡decidieron dejarla a la orilla de un río con sus pertenencias!

Esa experiencia de ser abandonada en un lugar extraño y solitario, ayudó mucho a Sofía en su vida de oración! Nerviosamente oró durante dos horas, hasta que Dios le dio la paz que necesitaba. Dios envió un comerciante que la llevó a donde ella quería estar:

¡En Sejal, un pueblo tribal curipaco! Luego se enfrentó a otro desafío. Como un rito espiritual, un curandero le dio un guiso con el veneno más potente que él conocía para ver si ella sobreviviría. No sabiendo lo que estaba pasando, ella comió el guiso, y sólo vomitó un poco, pero sobrevivió. El curandero estaba tan impresionado que aceptó a Cristo en ese mismo momento. Muller fue advertida de que estas personas la matarían y se quedarían con sus pertenencias. Después de hablarle a ella sobre el amor de los curipacos por la bebida, el baile y la inmoralidad, el comerciante le dijo: “Tú no los vas a cambiar.” Ella le respondió: “Yo no los quiero cambiar, pero la Palabra de Dios lo hará.”

En Sejal, ella conoció al capitán Lapa, el jefe. Después de ganarse su favor, ella comenzó la tarea de alfabetización de los curipacos usando la Palabra de Dios. Las canciones fueron especialmente efectivas; a ellos les encantaba entonar los cantos cristianos, incluso, ¡antes de llegar a entender el evangelio!

Conforme pasó el tiempo, los curipacos comenzaron a comprender el valor de la alfabetización. Mientras tanto, Muller tenía cada vez más fluidez en el idioma de ellos. Se las arregló para reducir el tiempo de formación en cuanto a la alfabetización de dos meses a dos semanas, antes de trasladarse a otro pueblo para repetir el proceso.

Una de las personas claves que ayudó a Sofía con el idioma fue Paulo, quien murió cuando una serpiente lo mordió. La invitaron a presidir sus funerales.

Improvisó una traducción de las palabras de Jesús de Juan 14 en el idioma curipaco. Antes de que ella orara, la madre de Paulo puso su mano en el hombro de Sofía y le preguntó: “¿Cómo está mi hijo?” “El está con Jesús,” le aseguró Sofía a la acongojada madre. Sofía ahora era una más de la tribu.

Muller no pudo cambiar los ritos de la tribu; eso tenía que producirse desde adentro de la misma comunidad. Eventualmente, los líderes del pueblo de Sejal eliminaron las danzas de las borracheras. Cuando ella tradujo porciones de la Biblia en el idioma curipaco, se dio cuenta que la gente simplemente leía las palabras sin entenderlas. Pronto comenzó a hacer preguntas con el texto bíblico en la mano, así que hacían una pausa y reflexionaban sobre el significado.

La labor de Muller enfrentaba oposición de muchos frentes. Primero estaban los curanderos, y luego, los comerciantes que ya no podían aprovecharse de los indígenas quienes estaban aprendiendo a leer y a pensar por ellos mismos.

Más tarde, la guerrilla marxista llegó con la esperanza de cambiar a la gente sobre lo que ellos llamaban la “religión fanática.” Ellos re-introdujeron la bebida y la danza, pero el evangelio estaba ahí para ayudarles. En 1984, un equipo de televisión produjo un video sobre la vida cultural de los curipacos. La limpieza de sus vidas y de sus pueblos contrastaban con las tribus no creyentes. Cuando se les preguntó a los líderes curipacos qué había sucedido, respondieron: “Hace 40 años una misionera nos trajo la Palabra de Dios.”

Historia sacada de https://proyectoaltar.com/2010/05/31/vidas-misioneras-sofia-muller/

“¿Cuál es la relación entre el reino y la iglesia?”

Minientrada

René Padilla y Howard Snyder

René Padilla ha dicho, ‘La iglesia tiene un significado cósmico porque es la afirmación de la autoridad universal de Jesucristo. En ella y a través de ella los poderes de la nueva edad, desatados por el Mesías, están presentes en medio de los hombres’. La iglesia no es el reino sino es la comunidad del reino, la comunidad que vive bajo la gracia, misericordia y perdón del reino de Dios. Por medio de la cruz y resurrección de Cristo la iglesia se ha convocado para ser la comunidad que lleva en su vida el mensaje del reino.

En palabras de Howard Snyder “la Iglesia se mete en problemas cada vez que piensa que su trabajo es la Iglesia en vez del Reino. Cuando el trabajo es la iglesia, la gente está preocupada con los asuntos de la iglesia y con el comportamiento religioso. En el Reino, la gente está preocupada por las actividades del Reino que son todo el comportamiento humano visible e invisible.

La gente del Reino ve los asuntos humanos como saturados de significado espiritual e importancia para el Reino y buscan primero el Reino de Dios y su justicia. La gente de iglesia frecuentemente pone los intereses del trabajo de la iglesia por delante de la justicia, la misericordia y la verdad, y están enfocados más bien en cómo meter a la gente a la iglesia.

La gente del Reino piensa en como la iglesia puede entrar e influenciar al mundo. La gente de iglesia tiene miedo de que el mundo pueda cambiar a la Iglesia. La gente del Reino trabajan para asegurarse de que la iglesia cambie al mundo.

Cuando los cristianos ponen la iglesia adelante del Reino se conforman con el estatus quo y con su misma clase de gente, pero cuando obtienen una visión para el Reino levantan sus ojos para ver fuera de las paredes de la iglesia a los perdidos y los necesitados. Ven la vida y obra de la iglesia desde la perspectiva del Reino… Si la iglesia tiene una gran necesidad es esta: ser liberada para servir al Reino de Dios.”